mejora calidad del aire con recueradores de calor

Mejora la calidad del aire con recuperadores de calor

La ventilación y el recuperador de calor para un aire de calidad

Las condiciones del aire que continuamente respiramos deben ser de extrema calidad, nunca debemos respirar un aire que esté viciado ya que el oxígeno que necesitamos para el sostenimiento de la vida no cumpliría su función a perfección. A la par de refrigerar o calentar el aire que hay en nuestras viviendas, tenemos que asegurarnos de su óptima calidad. Un recuperador de calor y buena ventilación pueden asegurarnos un aire realmente saludable.

como trabaja un recuperador de calor

¿ Cómo trabaja un recuperador de calor?

La esencia de un recuperador de calor consiste en extraer el calor contenido en el aire y enviarlo donde se necesite. Cuando estamos en presencia de altas temperaturas que se producen durante el verano, el recuperador de calor enfría, por extracción, el aire del exterior a la vivienda y lo suministra a las habitaciones mediante ductos dispuestos para tal fin. Por el contrario, al ocurrir la baja drástica de las temperaturas que se evidencian en el invierno, el recuperador de calor transmite al aire  que llega al interior de la casa, gran parte de la energía en forma de calor, produciendo de esta manera un calentamiento y manteniendo el ambiente confortable.

Un sistema que contemple el uso de recuperadores de calor, debe asegurar una buena ventilación de las viviendas; se deben colocar extractores en algunas áreas como cocinas y baños para controlar la humedad y vapores de esos ambientes. Las normativas ambientales que buscan el fomento permanente de la eficiencia energética, exigen que las reformas integrales y las nuevas construcciones garanticen la renovación permanente del aire interior, con lo cual se evita el viciado del mismo. Al aire que se saca de la vivienda se le extrae parte de la energía contenida y eso permite calentar el aire que se suministra a las habitaciones.

De los anterior se desprende que el recuperador de calor puede actuar en forma reversible, en el verano nos suministra aire fresco y durante el invierno nos proveerá de aire caliente; todo esto con un interesante ahorro energético.

Ventilación, clave para tener un mejor aire en la casa

La inmensa mayoría de las personas realizan sus actividades diarias dentro de habitaciones, bien sea en las casas o durante las jornadas de trabajo. Muchos no nos detenemos a pensar sobre la calidad del aire que respiramos al encontrarnos en la vivienda o en el recinto donde laboramos.

Por diversas causas, el aire que respiramos se va contaminando o viciando continuamente; nuestra propia respiración, el uso de detergentes, los gases provenientes de máquinas, el uso de muchos aerosoles etc., propician que el aire contenido en las habitaciones tenga que renovarse constantemente. La ventilación es primordial para conservar en la mejor situación posible el aire que respiramos.

Durante el invierno, en la mayoría de viviendas españolas, las personas se conforman con abrir las ventanas por períodos cortos de tiempo; 15- 20 minutos al día se consideran suficientes para “refrescar el aire”, como comúnmente se dice. Ahora, esto no es lo idóneo para que se asegure un aire interior no viciado. Para que en una vivienda se garantice contar con aire renovado y con la mínima carga de contaminación, es necesario implementar mecanismos de ventilación.

De la necesidad por tener una ventilación adecuada, surge la ventilación mecánica controlada, que permite ventilar los espacios constantemente y eliminar el aire viciado de forma eficiente. Hay que destacar la existencia de un sistema de ventilación mecánica controlada (VMC), que se combina con el recuperador de calor y produce un excelente rendimiento energético.

A este sistema se denomina de doble flujo; permite suministrar calefacción al interior de la vivienda, el cuál es calentado por la energía extraída del aire que se desaloja, lo que ocasiona que constantemente el aire llegue con calor a la habitación, y luego se expulse siendo sustituido por uno proveniente del exterior.

La combinación de un sistema de ventilación mecánica controlada y un recuperador de calor, permite tener aire renovado constantemente; filtrado y cálido para el invierno o filtrado y fresco en el verano.

 

 

 

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *